Remedios Caseros Para Tratar La Gripe.


Remedios Caseros Para Tratar La Gripe


Algunas excelentes opciones de remedios caseros para disminuir los síntomas de la gripe, del resfriado común o de la gripe H1N1 son tomar té de limón, de equinácea, de sauco, de tilo o de ajo debido a que estas plantas medicinales poseen propiedades antiinflamatorias que ayudan al organismo a aliviar los síntomas típicos y mejorar el malestar.

Además de esto, otras medidas caseras como colocarse una bolsa de agua caliente encima de los músculos doloridos, así como bañarse con agua fría para disminuir la fiebre, también pueden ser utilizadas.

Aunque en la mayoría de los casos de gripe mejoran sin un tratamiento específico, siempre es importante consultar un médico general para identificar el problema e iniciar el tratamiento más indiciados. Ninguno de los tés que se indicarán a continuación debe sustituir e tratamiento médico.

1. Té de miel y limón



Un excelente remedio natural para la gripe es el té de limón con miel, ya que ayuda a descongestionar la nariz, mantiene lubricada la garganta y mejoran la respiración.

Ingredientes

Jugo de 1 limón
2 cucharadas de miel
1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación

Se debe añadir la miel a la taza de agua hirviendo, revolver bien hasta que se convierta en una mezcla homogénea y luego añadir el jugo puro de 1 limón. El té se debe tomar justo después de su preparación, siendo importante añadir el jugo de limón a lo último para asegurarse de que la vitamina C presente en la fruta no se pierda.

Para tratar la gripe se recomienda tomar este té de 2 a 3 veces al día, por ejemplo en la merienda de la mañana, de la tarde y antes de dormir.

2. Té de equinácea



Otro buen remedio casero para la gripe es tomar té de equinácea, debido a que estimula el sistema inmune y favorece la sudoración, ayudando a disminuir la fiebre y aumentar las defensas.

Ingredientes

1 taza de agua hirviendo
1 cda de hojas secas de equinácea.

Modo de preparación

Colocar la equinácea en el agua hirviendo y esperar 10 minutos, después basta colar y tomar a continuación.

También es posible ingerir las cápsulas de equinácea que son vendidas en las farmacias, en las tiendas de productos naturales o por internet. Este remedio debe tomarse en una dosis máxima de 3 cápsulas por día para combatir la gripe.

3. Té de jengibre



El jengibre combate la gripe por tener propiedades analgésicas, antipiréticas y antibacterianas, que potenciados con la miel y el limón ayudan a disminuir los síntomas de la gripe mucho más rápido.

Ingredientes

1 cda de jengibre fresco
1 cda de miel
1 taza de agua hirviendo
Limón al gusto.

Modo de preparación

Picar una cucharada de jengibre fresco y agregarlo a la taza de agua hirviendo, dejarlo en reposo durante 10 minutos, colar y añadir 1 cucharada de miel y un poco de limón.

4. Inhalaciones con eucalipto



El eucalipto es una planta con propiedades expectorantes que ayuda abrir las vías respiratorias y a aliviar la irritación de la garganta.

Ingredientes

5 gotas de óleo esencial u hojas de eucalipto
1 litro de agua hirviendo.

Modo de preparación

Colocar las gotas de aceite esencial de eucalipto en un balde con 1 litro de agua hirviendo e inhalar el vapor por algunos minutos. Para aprovechar al máximo, coloque una toalla de baño sobre la cabeza, así el vapor quedará atrapado y el individuo inspirará una mayor cantidad de vapor que ayudará a aliviar los síntomas.

5. Té de sauco



El té de sauco con tilo aumenta las defensas del organismo y promueve la sudoración, favoreciendo la disminución de la fiebre.

Ingredientes

2 cdas de las hojas de sauco
1 cdta de tilo
1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación

Para preparar este té se debe agregar las hojas de sauco y el tilo en la taza de agua hirviendo. Tapar y dejar reposar durante 10 minutos. Colar y beber 3 veces al día.

6. Té de ajo



Tomar el té de ajo también es un excelente tratamiento natural contra la gripe, debido a que el ajo posee propiedades antimicrobianas, analgésicas, expectorantes y antigripales, además de ser un antiséptico pulmonar. Estas propiedades se debe a que posee un compuesto llamado alicina y aliina.

Ingredientes

3 dientes de ajo
1 cucharada de miel
1/2 limón
1 taza de agua.

Modo de preparación

Triturar los dientes de ajo y agregar en una olla en conjunto con el agua y dejar hervir durante 5 minutos. Después agregue 1/2 limón exprimido y la miel, beba a continuación. Debe tomarse una vez al día, durante 2 o inclusive 3 semanas.

SI DESEA SEGUIR RECIBIENDO MÁS CONSEJOS SOBRE REMEDIOS CASEROS POR FAVOR SUSCRIBASE A NUESTRO BLOG PARA QUE SE MANTENGA INFORMADO.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

10 Remedios Naturales Para La Hipertensión

10 Remedios Naturales Para La Hipertensión Los Institutos Nacionales de Salud (NIH) informan que aproximadamente 1 de cada 3 adultos ...