El Gobernador Ricardo Rosselló puso sobre la mesa reforma laboral

Ricardo Rosselló puso sobre la mesa reforma laboral modificada.


"Propone menos días de vacaciones y enfermedad y eliminar el pago por despido"

El gobernador Ricardo Rosselló anunció los recortes en el ámbito laboral y las reducciones contributivas junto a los presidentes legislativos, en una actividad en la que no se permitió las preguntas de los periodistas. (Ramón “Tonito” Zayas)

A solo  días de que la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) certifique el plan fiscal del gobierno central, el gobernador Ricardo Rosselló anunció ayer el paquete de iniciativas que busca poner en vigor, en su mayoría, mediante legislación, para dar paso a la segunda reforma laboral de su administración.

Rodeado de su gabinete, de los presidentes legislativos y de un grupo del sector empresarial de la isla, Rosselló anunció que, en tres años, derogará la Ley 80, que protege a los trabajadores de los despidos injustificados, y eliminará el bono de Navidad para empleados de la empresa privada. Ese pago, dijo, será sustituido por “un bono al trabajo” que sería de entre $300 a $2,000. Más tarde, el secretario del Trabajo, Carlos Saavedra, aclaró que ese “bono” se refiere a un crédito contributivo. 

Las medidas anunciadas ayer por Rosselló constituirían la segunda reforma laboral que presenta este gobierno. En la primera, que se produjo en el primer año de su administración, incluyó la Ley 4 de Transformación y Flexibilidad Laboral y la Ley 8 para la Administración y Transformación de los Recursos Humanos en el Gobierno de Puerto Rico. Ambos estatutos cambiaron el esquema laboral del sector público y el privado. 

Ayer, en la actividad que se celebró en el Centro de Convenciones, no hubo representación de los sindicatos, pero las reacciones no se hicieron esperar. 

La organización Servidores Públicos Unidos calificó los cambios como “una falta de respeto al pueblo trabajador”.    

Las “políticas públicas comprensivas o reformas estructurales”, como les llamó Rosselló, concurren con algunas recomendaciones de la JSF esbozadas en una carta enviada a Rosselló en febrero pasado. Incluían eliminar el bono de Navidad, reducir las vacaciones y que el patrono pueda despedir al en cualquier momento y sin previo aviso.  

Esta  reforma propuesta ayer por el primer ejecutivo afecta, particularmente, al empleo privado.

Rosselló dijo que derogaría la  Ley 80 para hacer a Puerto Rico “más competitivo”. “Si comparamos con el resto de los 50 estados, hay 49 estados que no tienen ninguna medida similar a esta y solamente Montana tiene una que puede tener alguna similitud”, afirmó.

De inmediato, el catedrático en administración pública, abogado laboral y exsecretario del Trabajo, Víctor Rivera Hernández, cuestionó qué análisis  hizo el Ejecutivo para sustentar todas sus propuestas. Se mostró preocupado por  la eliminación de la Ley 80 porque, no solamente tiene los fundamentos para despedir a un empleado, sino incluso para tomar medidas disciplinarias contra empleados. 

“La Ley 80 -con sus defectos y con sus virtudes- es parte de una legislación social que por años se ha ido implantando en Puerto Rico. No solamente es una ley laboral, sino que es parte de una raigambre de legislación social que, de alguna u otra manera, tiende a que el patrono tenga unas guías al momento de disciplinar, de sancionar y de despedir, y que, a la vez, el empleado tenga unas salvaguardas de debido proceso de ley”, aseveró Rivera.

VIDEO DE UN TIEMPO ATRAS CUANDO ASEGURO QUE NO LO HARIA:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El próximo domingo cambia la hora: a las 2:00 am será la 1:00 am

El próximo domingo cambia la hora: a las 2:00 am será la 1:00 am Deberemos tener en cuenta que cada estado de EEUU cambiará la hora seg...